Skip to main content

El PAQUETE DEFINITIVO
para inversores y traders!

Llévate estos regalos gratis:

  • Acciones gratis que valen hasta $200
  • $10 para operar con criptomonedas
  • Estatus Gold durante el primer mes
  • Acceso a formación
  • Acceso a paquetes de inversión
free shares promotion
china-tech-boom

La presión regulatoria crea oportunidades para el sector tecnológico chino

Vie., 21/01/2022 - 15:30

Tras la pandemia por coronavirus, las acciones tecnológicas globales disfrutaron de un auge sin precedentes. Y, en efecto, la bonanza generada ha sido sencillamente espectacular, visto que los beneficios obtenidos por algunas empresas en unos pocos meses igualaron a los que suelen acumular en el trascurso de diez años. Sin embargo, hubo una excepción notable: China. 

Esto fue particularmente sorprendente dada la rápida tasa de crecimiento anteriormente observada en la mayor economía de Asia y su actual posición en el ciclo de desarrollo. Lejos de rivalizar con sus homólogos estadounidenses Alfabet, Amazon y Facebook, los precios de las acciones de los gigantes tecnológicos de China Alibaba, Baidu y Tencent cayeron entre un 40 % y un 50 %. Por impactante que parezca, hay una explicación perfectamente razonable para todo esto.

¿Es así como acaba el viaje para las acciones chinas, o se trata más bien de una oportunidad de compra única en la vida? No tenemos forma de adivinar el futuro y decir qué dirección tomarán los precios a ciencia cierta. Sin embargo, lo que podemos hacer es analizar las razones que subyacen tras las recientes caídas y evaluar las perspectivas futuras del espacio tecnológico en China.

¿Cuál es entonces la realidad?

No es ningún secreto que las autoridades chinas llevan tiempo albergando serias dudas sobre el Big Tech. Y cuando llegó el coronavirus, coincidió con que los reguladores finalmente tomaron medidas enérgicas contra este independiente sector. La peor parte de su ira recayó sobre el CEO de Alibaba Jack Ma, lo que llevó a la cancelación de la OPI de Ant Financial y una gigantesca multa antimonopolio de 2.800 millones para el leviatán del comercio electrónico. Esto provocó una caída de casi el 70 % en el precio de las acciones de Alibaba e inició una reacción en cadena en todas las acciones tecnológicas chinas que, a su vez, dio lugar a una tendencia descendente que no parece terminará pronto.

No obstante, la realidad es que hace tiempo que se veía venir. El Partido Comunista Chino ha ido tomando medidas legislativas para controlar a sus mayores titulares de datos de forma progresiva, empezando por su Ley de Seguridad Cibernética (promulgada en 2017). A esta le siguió la Ley de Seguridad de Datos (promulgada en 2021), que finalizó con la trifecta de la Ley de Protección de Datos Personales (también promulgada en 2021). Ahora que el gobierno chino cuenta con un marco legal protector en vigor, podría dejar la cuerda un poco más suelta. Aun cuando todos le siguiesen el juego a los reguladores, el grueso de los daños ya podría pesar sobre las acciones de Alibaba, Baidu y Tencent.

Pero, ¿por qué?

La razón de la ofensiva reguladora del PCCh es, en realidad, bastante sencilla. Los datos se han anunciado como si fueran el nuevo oro y el gobierno chino lo sabe mejor que nadie, ya que recientemente indicó que los datos sono un "factor de producción" a la par con los factores tradicionales de la política económica socialista: la tierra, el trabajo, el capital y la tecnología.

A la luz de esto, es comprensible que las autoridades no estuvieran particularmente contentas con sus listados de propietarios de datos que cotizan en bolsas estadounidenses, donde se les puede exigir que compartan bytes con los reguladores locales. No es ninguna coincidencia que en los últimos años haya habido una serie de listas secundarias de Hong Kong de la élite tecnológica china. El gobierno chino viene animando a las empresas a migrar a las bolsas que tiene dentro de su esfera de influencia, mientras busca dar forma a su propia respuesta basada en el equivalente del Nasdaq en Shanghai, el STAR Market.

Esto explica por qué Didi (que aún no tiene una segunda lista) se vio tan duramente golpeada por la OPI: las autoridades estaban eliminando sus aplicaciones de las tiendas locales por presuntas violaciones de datos. Dado que Alibaba, Tencent y Baidu ya cotizan en el Hang Seng, podrían encontrarse ya en la senda adecuada para recuperar la confianza de los reguladores chinos, y con esta parte de su valor perdido.

¿Cuándo terminará todo esto?

Lo cierto es que no hay forma de saberlo. Parece que hay luz al final del túnel del clima regulatorio, pero el clima macroeconómico actual hace difícil decir exactamente cuándo se retomará el crecimiento. Además de la crisis inmobiliaria local, la elevada tasa de inflación a nivel global está también afectando a los principales exportadores del Gigante Asiático. Aunque esto puede ser un problema continuo para Alibaba, Tencent y Baidu pueden sentirse afortunados de que su negocio no se vea afectado en gran medida por el aumento de los precios de las materias primas.

Sin embargo, aparte de esta cuestión relativamente menor, es cierto que hay muchos factores positivos para todo el sector tecnológico chino. En primer lugar, después de haberse llevado semejante paliza, no hay mucho más margen como para que sigan cayendo, dado su futuro más que garantizado como las mayores empresas chinas. Para poner las cosas en perspectiva, Alibaba ha descendido un 58 % en el momento de escribir este artículo, mientras que Baidu y Tencent le siguen a poca distancia, con un 32 % y un 39 % de pérdidas, respectivamente. Si a esto le añadimos el hecho de que todas ellas cuentan con cierta presencia en los países del Sudeste Asiático, los cuales están desarrollándose con gran rapidez, estas empresas tienen todas las oportunidades de alcanzar la capitalización de mercado de sus homólogos estadounidenses Amazon, Alphabet y Facebook en los próximos diez años, haciendo que los actuales precios sean una auténtica ganga.

¿Hay alguna forma de jugar con un tigre grande?

Siempre es arriesgado intentar operar con el mercado, especialmente si hablamos de China. Hay demasiadas variables, políticas y de otro tipo, para apostar a corto plazo en acciones individuales. Y ni se te ocurra pensar en apalancar. Dejando esto de lado, todo inversor que se precie debería contar con acciones de la potencia china entre su cartera.

Los riesgos a corto plazo son reales (y muy impredecibles), así que cuesta imaginar qué pasaría si los gigantes tecnológicos chinos no lograsen hacer crecer sus negocios varias veces en la próxima década. Incluso si eres de los que evita el riesgo, deberías contar con alguna inversión moderada, a largo plazo, sin apalancamiento (esto es importante) en estos instrumentos, sobre todo con estas valoraciones.

Con Libertex Portfolio puedes comprar acciones individuales en Alibaba, Tencent y Baidu, o bien apostar por acciones de una amplia gama de empresas tecnológicas chinas a través de los ETF de iShares China Large-Cap, todo ello con solo tocar un botón. Lo mejor de todo es que Libertex no cobra ninguna comisión por las inversiones que realices desde Libertex Portfolio, lo que significa que una mayor parte de tus beneficios potenciales se quedará en tus bolsillos. Si deseas más información o abrir una cuenta, entra en http://www.libertex.org/invest

¡Vive la emoción del trading!

Registra una cuenta demo en Libertex y aprende cómo operar