Skip to main content

El PAQUETE DEFINITIVO
para inversores y traders!

Llévate estos regalos gratis:

  • Acciones gratis que valen hasta $200
  • $10 para operar con criptomonedas
  • Estatus Gold durante el primer mes
  • Acceso a formación
  • Acceso a paquetes de inversión
free shares promotion
¿Qué son las acciones de una empresa?
¿Qué son las acciones de una empresa?

¿Qué son las acciones de una empresa?

Comenzar a invertir en la bolsa implica conocer y aprender muchos conceptos con los cuales, tal vez, no estés tan habituado. Incluso, quizás, términos que hayas oído toda tu vida y no entiendas del todo qué significa. Por ejemplo, ¿qué son las acciones de una empresa?

A veces damos por sentado algunos conceptos financieros que al conocer en profundidad podría cambiar la forma en que invertimos y hasta el éxito que tengan nuestras estrategias en la bolsa. Saber con exactitud qué es una acción es una de esas cuestiones que debes tener presente como punto de partida antes de lanzarte al mercado bursátil.

Desde Libertex queremos que tengas todas las herramientas necesarias para comenzar a invertir con seguridad. Por eso, preparamos este artículo con lo que necesitas saber sobre acciones: ¡sigue leyendo!

Analicemos a profundidad el concepto

Antes de poder identificar cuáles son las mejores acciones, hay que saber qué es una acción. 

En este punto podemos señalar que el término hace referencia a una parte del patrimonio de una sociedad anónima abierta. Por lo que el total de acciones de una sociedad representa, a su vez, el total del patrimonio de la misma. Pero, vamos de a poco. 

Las acciones son un instrumento de inversión de capitalización, a las cuales se puede acceder a través de la bolsa de valores. Su rentabilidad es variable porque depende de diversas cuestiones, principalmente de los resultados de la empresa en sus negocios, aunque la reputación de una compañía o sus figuras reconocidas -como el CEO- también inciden. Todos estos aspectos se reflejan en el precio que cotizan las acciones en el mercado sea para comprar o vender. 

El número de acciones de una empresa es determinado por la propia compañía. Y el valor total de dichas acciones es su capitalización de mercado. 

Al adquirir acciones, los inversionistas —llamados accionistas— pueden recibir los dividendos que distribuya el emisor y, en ciertas ocasiones, acciones liberadas de pago. También acceden a diversos tipos de derechos, los cuales dependen de qué tipo de acciones sean las involucradas. 

Controla las acciones de una empresa desde tu celular

Entonces, una acción de una empresa, también llamada acción bursátil, son las partes en las que se divide el patrimonio o capital de la misma dentro de una sociedad. Estas partes siempre serán propiedad de ciertas personas —los accionistas—, y representarán la parte de propiedad que posee de la empresa.

Porque, claro, las acciones son unidades de propiedad, y poseer títulos de una empresa implica ser dueño de esa pequeña parte o porcentaje que representan. A cambio, deberás cumplir con todas las obligaciones que vienen incluidas. Siempre y cuando quieras exigir luego tus derechos y beneficios: asistir a asambleas, acceder a los balances, recibir dividendos de la empresa según su política de remuneración a accionistas.

¿Por qué las empresas emiten acciones?

Las acciones generan un dinero extra a las compañías con el cual pueden invertir en ellas mismas. Piensa que son personas que están invirtiendo dinero en una empresa específica, otorgando así liquidez a la misma para llevar a cabo sus tareas a cambio de ciertos derechos. 

Esta es una buena alternativa para que las empresas no se endeuden con préstamos bancarios o con otras entidades financieras, y puedan así financiarse con el capital de sus propios accionistas.

Asimismo, las compañías que emiten acciones cuentan con más prestigio y seguridad de cara a sus competidores. Por ejemplo, cotizar en Wall Street u otras bolsas genera mayor peso y reconocimiento en el mercado. 

Cabe destacar que el precio de una acción no la define en sí su valor, sino la oferta y demanda en la bolsa que cotiza, en función de la cantidad de títulos-acciones emitidos por una empresa y la cantidad de compradores y/o vendedores que existan.

La tasa de crecimiento de una empresa, así como las expectativas a futuro en cuanto al beneficio que brinda a la sociedad y la evolución de los tipos de interés son factores que influyen en el valor de una acción.

Derechos y beneficios

Al comprar una o varias acciones de una empresa, el inversionista accede a una serie de derechos y beneficios. Principalmente, económicos —y aquí está el por qué de invertir en estos títulos de bolsa.

Entre uno de los beneficios más importantes podemos encontrar el recibir dividendos, una especie de compensación a los precios de las acciones que se ven afectadas negativamente, pagando en efectivo o con un mayor número de acciones.

Asimismo, además de obtener derechos económicos que te habilitan de recibir estos dividendos —por ser, en parte, dueño de la compañía—, al comprar una acción también obtienes derechos políticos, por ejemplo, derecho a voto en las juntas a la hora de decidir y aprobar políticas y medidas en la empresa.

Tipos de acciones

En primer lugar, podemos distinguir dos grandes tipos o categorías: las acciones cotizadas y las no cotizadas. 

Las primeras son aquellas que se intercambian en un mercado secundario oficial, como lo es la Bolsa de Valores, lo que permite no tener que buscar por cuenta propia un comprador. 

Entre tanto, las no cotizadas, en cambio, no presentan estas ventajas, justamente por no cotizar en el mercado bursátil.

Asimismo, hay otros tipos de acciones a partir de otras clasificaciones. 

Acciones ordinarias o comunes

Son las más conocidas, las primeras que se nos vienen a la mente. En este caso, los accionistas participan en relación a los dividendos de la compañía—según lo decidan los directivos de la misma— y tienen derecho a participar en las Juntas Generales.

Son el tipo de acción más abundante en el mercado y quien las compra en la bolsa de valores se vuelve poseedor de una parte proporcional de la compañía, a partir de lo cual tiene estos derechos. Además, se pueden vender los títulos en el momento en que se desee.

Acciones preferentes o preferidas 

Este tipo de acciones otorgan el pago de una rentabilidad según sus resultados —o, en caso de pérdidas, no otorgan pago alguno. Esto sucede porque el reparto de dividendos es tanto fijo como variable. En contrapartida, los accionistas gozan de un derecho mayor sobre el reparto de beneficios y la toma de decisiones.

Los accionistas reciben un título de propiedad por su acciones y cuentan con prioridad a la jora de recibir el pago de sus derechos. Asimismo, tienen asegurado el pago de dividendos independientemente de la rentabilidad y estado de la empresa, por lo que, por más que la compañía no genere las ganancias que espera y necesita, se priorizará el pago a sus accionistas preferentes. La misma prioridad se da en casos de quiebra.

La desventaja está en que los accionistas no pueden vender sus activos cuando lo deseen, por lo que la liquidez de este tipo de acción es limitada. 

Acciones privilegiadas

Se trata de accionistas que cuentan con acciones ordinarias, pero que, al mismo tiempo, tienen derechos adicionales. Es complicado ingresar en este grupo de accionistas porque los interesados deben contar con un 75% de aprobación de los accionistas que conforman la Asamblea General de Accionistas.

Una vez dentro, el inversionista tiene la posibilidad de votar sobre las decisiones de la empresa y cuenta con los beneficios de liquidación de los accionistas preferentes. Asimismo, otros de sus derechos son la suscripción preferente y el cobro de ventajas que ofrece la empresa, y no tienen fecha de vencimiento.

Estudio del mercado de acciones

Otras acciones

Otros tipos de acciones que podemos encontrar en el mercado son:

  • Acciones convertibles: tienen la capacidad de transformar un bono en una acción o viceversa.
  • Acciones sin voto: si bien pueden cobrar dividendos, los accionistas que poseen este tipo de acciones no pueden participar en las Juntas Generales.
  • Acciones en cartera: son las acciones propias de la empresa que se emiten al mercado bursátil para beneficiar con liquidez a un accionista con su cotización.
  • Acciones nominativas: son las que se emiten al nombre del inversionista para que queden plasmadas en el registro fiscal de la empresa.
  • Acciones al portador: el dueño de la acción es el portador del título y no están emitidas a nombre de nadie, por lo que, en caso de querer venderla o transferirla, solo debe entregar el título.
  • Acciones suscritas: representan parte del capital de la empresa que deben pagar los accionistas.

Como ves, las acciones son un mundo complejo. Pero, invertir en ellas es sencillo. Sobre todo si cuentas con un acompañante como Libertex.

Sí debes tener en cuenta que el mercado de acciones es un mercado volátil, donde el precio de los activos puede cambiar de un día para el otro. Así que lo mejor es evaluar y analizar el patrón de precios de la empresa y ver cuál es la situación interna de la compañía en cuanto a su rentabilidad antes de tomar decisiones. Y luego, claro, seguir prestando atención a los movimientos del mercado.

Además de saber qué son las acciones de una empresa, para invertir en ellas puedes hacerlo de la forma clásica o por medio de trading online, por ejemplo a través de Libertex.

 

¿Por qué elegir Libertex para operar?

Dentro de las muchas alternativas Libertex te ofrece:

  • Acceso a una cuenta demo de forma gratuita donde podrás practicar.
  • Asistencia técnica al inversor 5 días a la semana, durante las 24 horas.
  • Para los clientes de perfil profesional, un apalancamiento de 1:500.
  • Puedes operar en una plataforma para cualquier dispositivo: Libertex y Metatrader 4 y 5.
  • No posee comisiones de extracción para Latinoamérica.
Volver

¡Vive la emoción del trading!

Registra una cuenta demo en Libertex y aprende cómo operar

Evalúa tus conocimientos de trading

¡Realiza el cuestionario y llévate $ 9 de bonificación en tu cuenta!

quiz