Skip to main content

Análisis de las acciones de Ferrari

El futuro es eléctrico 

La era de los autos eléctricos llegó para quedarse, y hasta las marcas de autos deportivos se encuentran ante la presión del mercado de empezar a producir vehículos que no utilicen combustible. Algunos países europeos, así como también China y los Estados Unidos, han estado coqueteando con Tesla debido no solo a la demanda y la popularidad, sino también por la agenda climática de estos territorios. A pesar de que las acciones de Ferrari están firmes, en la empresa saben que deben empezar a captar parte de este mercado. 

El 1 de septiembre asumió como nuevo CEO de la compañía Bennedeto Vigna, quien trabaja actualmente como presidente del departamento Analog, MEMS & Sensors de ST Microelectronic, una empresa tecnológica de Países Bajos de la que también forma parte de su comité ejecutivo. Tras la noticia, las acciones de Ferrari bajaron casi un 5%. Vigna viene a reemplazar a John Elkann, que en diciembre de 2020 adquirió el cargo tras la renuncia por motivos personales de Louis Camilleri. 

Previo a su salida y escuchando las demandas de los consumidores, Elkann anunció que en 2025 Ferrari lanzará al mercado el primer auto totalmente eléctrico. La firma italiana ya había dado algunos pasos hacia los modelos eléctricos con el lanzamiento de “LaFerrari” (su primer automóvil híbrido) y con la presentación de la SF90 Stradale, un modelo híbrido enchufable en el que la propulsión eléctrica complementa al motor gasolinero.

Mientras tanto, la Unión Europea propuso en julio una multa en la venta de autos nuevos a base de gasolina y diesel a partir de 2035, como parte de su lucha contra el cambio climático. 

Capitalización y crecimiento 

En el mes de mayo, el valor de la compañía ascendió a la suma de 30 mil millones, superando en valor de mercado a otras empresas reconocidas del rubro como General Motors o Ford (Ticker: F), e incluso a su firma creadora, Fiat-Chrysler. 

Su capitalización bursátil es casi tres veces la suma de los 11 mil millones que el CEO Sergio Marchionne estimó cuando la empresa salió a cotizar en la bolsa en 2015. En ese momento, algunos analistas creen que el valor Ferrari era la mitad de lo que estimaba Marchionne. 

En la última presentación de resultados trimestrales (2/8/2021), Ferrari tuvo un EPS (Earnings Per Share) o beneficio por acción (BPA) de 1.32 dólares frente al 1.26 esperado, mientras que en el revenue o ganancias declaró US$ 1.23B, apenas por debajo de lo esperado por los analistas (1.24) 

Ferrari y la cotización de las acciones 

Las acciones de Ferrari recibieron un consenso de “Hold” (mantener) de los 20 analistas que cubren la compañía. De total, solamente dos califcaron a la acción como venta, diez recomendaron mantener y los ocho restantes reiteraron su recomendación de compra. 

El promedio del precio objetivo para el año 2021 es de 236.70 dólares. Esto representa una suba del 9% desde su valor actual de 217.08 dólares. 

En el grafico de abajo podemos ver la evolucion de las acciones de la firma italiana comparadas con las de otros automóviles, como BMW (amarillo), Renault (bordó), Toyota (naranja), Ford (violeta) y Volwkswagen (azul) desde 2017 a la fecha (septiembre 2021). La diferencia es notable. Solamente entre la acción de Ferrari y la alemana Volkswagen hay un 183% de margen, marcando como claro ganador al que mantuvo en cartera las acciones de la compañía creada en Maranello. 

Para aquellos que quieran invertir en las acciones de Ferrari (Ticker: RACE), estas se encuentran en nuestra plataforma de Libertex en la sección stocks → industria automotriz.