Skip to main content

Todo lo que debes de saber en torno a la cotización del oro

La cotización del oro se ve afectada por varios factores que hacen que su precio se encuentre en constante fluctuación. Si bien se trata de una forma de inversión segura, es importante conocer toda la información disponible para tomar mejores decisiones.

La tasa de interés nacional, los eventos geopolíticos, los niveles de oferta y demanda y la producción industrial son los principales factores que influyen directamente en la cotización del oro.

4 maneras de invertir en oro

Es esencial conocer todas las opciones disponibles para invertir en acciones de oro, ya que esto logrará elecciones óptimas y que darán sus frutos:

  1. Compra de oro físico:

Esta es la manera más tradicional de invertir en este metal precioso pero también la más costosa y complicada. Esto es así porque es necesario trasladar los lingotes y tener un lugar adecuado para almacenarlos.

  1. Invertir en acciones de oro:

Teniendo en cuenta los niveles de producción y márgenes de ganancia, es muy sencillo realizar la compra y venta de acciones relacionadas con la producción del metal. El valor de estas está estrechamente ligado con las variaciones del precio del oro.

  1. Fondo de inversión cotizado (ETF):

Se trata de una forma de un instrumento líquido que no requiere demasiada inversión a la hora de realizar una transacción. Es por esto que se trata del método más utilizado por los inversores privados.

"El ETF del oro que representa una cuota parte de un fondo constituido alrededor de un fideicomiso, que se dedica a replicar el precio del oro. El más líquido y famoso es el GLD, pero en el exterior existen muchos ETFs para posicionarse y operar el oro en posiciones compradas (largas), inversos o vendidas (short, a la baja), incluyendo algunos ETFs apalancados (comprados y vendidos)", comentó Gustavo Neffa, analista de Research For Traders (RFT), en iProfesional.

  1. Trading de Turbo24, CFD, barrera y opciones vanilla:

Estos son instrumentos muy similares al anterior. La principal diferencia es que las transacciones son mucho más rápidas, por lo que hay que tener más cuidado para evitar cualquier tipo de pérdidas. 

¿Cuál es el futuro del oro?

El oro llegó a su máximo histórico de cotización en marzo del 2020, momento en el que llegó a valer 2089 dólares por onza. El principal motivo de esto fue la pandemia, ya que las personas buscaron proteger sus activos de una manera más segura que el papel moneda. 

Desde el año 2019 el valor viene creciendo notablemente, por lo que se predice que esta tendencia va a continuar durante los próximos años. 

De hecho, Merrill Lynch, de Bank of America, asegura que el precio del oro llegará a ser de 3.000 dólares para inicios del 2022. Mientras que, el banco de inversión Goldman Sachs, viendo el panorama actual y la manera en que el oro ha ido escalando calcula que el precio del oro aumentará un 20% para fines de 2022, llegando entonces a valer 2.300 dólares.

Por su parte, Thomas Kaplan, fundador de la firma de gestión de activos Electrum Group, y Citigroup ven posible que la cifra sea mucho más elevada, pudiendo llegar hasta los 5.000 dólares por onza.

Teniendo en cuenta estas tres visiones, todos los panoramas que prevén para el oro son alentadores. Sin dudas, invertir en acciones de oro es una muy buena alternativa con visión a futuro.