¿Qué es Ripple y cómo funciona?

09 Ago 2018

¿Qué es Ripple y cómo funciona?

Si bien es cierto que el Bitcoin encabeza la lista entre las criptomonedas preferidas por los usuarios, existen otras dando todo de sí mismas para alcanzar ese puesto, aun cuando son completamente diferentes. Ripple es una de ellas, una criptomoneda que ha llamado la atención de muchas personas por las diferencias que presenta con las otras monedas digitales y que, a su vez, se describe como una criptomoneda mucho más centralizada, dentro de un espacio completamente descentralizado. 

Ripple, a pesar de haber sido fundada de una manera distinta y que opera como tal, todavía es considerada una criptomoneda. Es por ello que lo más recomendable antes de invertir en ella, es investigar y conocer a fondo de qué se trata.

¿Qué es realmente Ripple?

Ripple fue fundada por la compañía Ripple Labs (quien aún la respalda) en el año 2012 como una iteración posterior a Ripplepay y se consolidó como la plataforma de la criptomoneda XRP, siglas con las que es representada. Al igual que la mayoría de las criptomonedas existentes, Ripple está construida sobre una idea de red distribuida que necesita a varias partes involucradas para validar las transacciones, de modo que no necesita una autoridad centralizada que controle lo que sucede dentro de la misma. 

Por otra parte, mantiene varias diferencias con el Bitcoin y que deben ser tomadas en consideración. Por ejemplo, el costo por realizar una transferencia es significativamente más económica. Además, las transacciones que involucran XRP son inmediatas y no requieren de mucho tiempo para ser confirmadas. Por si fuera poco, puede ser intercambiada por monedas fiduciarias, oro o incluso millas aéreas. 

El Bitcoin cuenta con un flujo de crecimiento continuo y con un máximo que eventualmente será alcanzado, mientras que Ripple no posee una cantidad fluctuante en existencia y fue creado con cien mil millones de tokens desde que se fundó. 

¿Cuál es la diferencia entre Ripple y Bitcoin?

Bitcoin vs. Ripple

Tal y como mencionamos anteriormente, Ripple y Bitcoin difieren en numerosos aspectos. En primer lugar, Bitcoin utiliza la tecnología Blockchain o de cadena de bloques, mientras que Ripple usa un ledger de consenso distribuido que a su vez opera con una red de servidores encargados de la validación y de los tokens de cifrado XRP. 

El objetivo principal de Ripple es ser una moneda digital con la que puedan pagarse bienes y servicios, es decir, ser un sistema de pago, de intercambio de moneda y de envío de pagos a los bancos u otras redes que lo ameriten. La idea brillante de Ripple consiste en crear una plataforma para la transferencia directa de activos a tiempo real, como por ejemplo de oro o dinero tradicional. A su vez, busca convertirse en una alternativa más económica, confiable y segura para suplantar a los sistemas de transferencia con los que operan los bancos actualmente, tal como es el caso del Sistema de pago SWIFT.

Por ahora, Ripple se ha mantenido estable desde su lanzamiento, a diferencia del Bitcoin, que ha presentado numerosas depreciaciones en lo que va del año en curso. En cuanto a las transacciones que manejan ambas criptomonedas: Ripple es capaz de manejar 1500 operaciones por segundo (tps) y ha sido actualizado para aumentar a 50.000 transacciones de Visa por segundo, mientras que Bitcoin maneja entre 3 y 6 tps, excluyendo las capas de escala. 

En cuanto a la extracción, los XRP de Ripple no pueden ser extraídos como Bitcoin, Litecoin, Ethereum u otra criptomoneda. Ripple desde que inició su trayectoria emitió su totalidad (cien mil millones), por lo que no necesita al proceso de la minería para subsistir. 

Cada vez son más los bancos y proveedores de pago que incluyen Ripple entre sus opciones y es que, éste está diseñado para empresas o bien, para ser utilizado de persona a persona, aún cuando no sea su objetivo principal. Hay que recordar que la meta de Ripple es mover grandes cantidades de dinero desde cualquier parte del mundo y hacerlo lo más rápido posible. 

¿Qué es XRP?

La criptomoneda real que utiliza la red Ripple se denomina XRP. Ésta se encarga de convertir las transferencias entre las diferentes monedas en un proceso mucho más fácil. 

Un ejemplo que demuestra su uso a la perfección se puede observar en los sistemas de liquidación que existen actualmente, los cuales utilizan dólares estadounidenses (y otras monedas fiduciarias) para realizar la conversión respectiva. Todo este proceso trae consigo una serie de tarifas que se aplican por el cambio de divisa, mientras que al mismo tiempo podrían tardar aproximadamente tres días en procesarse y hacerse efectivas, más aún si la transferencia bancaria es realizada entre cuentas que se encuentran en diferentes países. Con Ripple se convierte primero el valor de la transferencia en XRP, en vez de hacerlo con USD y se eliminan las tarifas por el cambio de divisa al mismo tiempo que el pago es procesado en pocos segundos. 

Moneda XMR

Ripple emitió cien mil millones de tokens de XRP, que por ahora, se mantiene como la cifra total que existirá. De igual forma y si la situación lo ameritara, no existe ningún impedimento para crear una mayor cantidad. 

La plataforma de Ripple ha utilizado el diseño de hub-and-spoke para XRP, lo que la posiciona como una herramienta fungible con otra moneda o cualquier otro recurso digital. XRP es capaz de liquidar un pago en tan solo tres segundos y medio, manteniéndolo disponible para ser gastado cuando se desee. También es importante mencionar que el uso de los XRP no depende de la red de Ripple, sus tokens son completamente independientes. Esto quiere decir que los bancos que decidan operar con él no necesitarán de los XRP para realizar transferencias de euros o dólares, evitando así, que pequeños inversores los pierdan al momento de adquirir el token. 

Además, ahora Ripple cuenta con una innovadora propiedad que le permite liberar mil millones de XRP cada mes que transcurre, gracias al sistema de contratos inteligentes (CFD) y que le ayuda a incentivar a sus clientes, realizar ventas a inversores acreditados y financiar operaciones comerciales. Los XRP que no sean utilizados serán adheridos nuevamente en el depósito de garantía. 

Conclusión: ¿Es una buena inversión?

Si tomamos en cuenta la capitalización de Ripple, éste se encuentra posicionado en el tercer puesto entre las monedas criptográficas y precedido únicamente por Bitcoin y Ethereum. 

Sin embargo, la diferencia es que el Ripple no puede ser minado, ya que todos sus tokens han sido creados en el momento de su lanzamiento. Hoy en día, se afirma que un cuarenta por ciento de esa cifra se encuentra en circulación, mientras que la cantidad restante se encuentra en manos de la empresa y serán lanzados al mercado de forma gradual, lo que ha sido criticado por los inversores, quienes indican que el precio podría disminuir drásticamente. 

Entonces… ¿Podría decirse que Ripple es una inversión rentable? La verdad es que nadie puede dar una respuesta con total certeza. Su valor ha incrementado notoriamente desde su llegada al mercado, pero podría decrecer en cualquier momento. La buena noticia es que, si más bancos o importantes organizaciones del sector financiero deciden incorporar su red de pago, su precio se disparará. Por el contrario, si esto no sucede y no existen inversores que lo apoyen, el precio caerá masivamente. 

La tasa de XRP, al igual que las demás monedas criptográficas, se encuentra sujeta a numerosos altibajos que se presentan velozmente. Esta es la principal razón por la que la compra de criptomonedas es arriesgada, más aún cuando no eres experto en el tema. Sin embargo, si decides realizar operaciones de CFD (contratos por cambio), la alta volatilidad en el mercado de la criptomoneda puede jugar a su voluntad. Al usar CFD, podrás abrir posiciones largas y cortas, ganando así tasas de crecimiento y decrecimiento.

Es por ello que te ofrecemos abrir una cuenta de demostración gratuita en Libertex para que comiences a ganar dinero con el flujo de las criptomonedas de forma dependiente. Además, no solo estará disponible para las monedas criptográficas, sino también para muchos otros instrumentos de trading como acciones, índices entre otros. ¡Y mientras operas en una cuenta demo, no tendrás nada que perder!

Le recordamos que el intercambio comercial siempre está relacionado con riesgos. Por lo tanto, antes de comenzar a operar con dinero real es recomendable que se familiarice con el trading usando nuestras lecciones gratuitas.

Esperamos que este artículo sea útil para usted, y lo invitamos a dejar sus opiniones y preguntas en la sección de comentarios.

Volver