Skip to main content

El PAQUETE DEFINITIVO
para inversores y traders!

Llévate estos regalos gratis:

  • Acciones gratis que valen hasta $200
  • $10 para operar con criptomonedas
  • Estatus Gold durante el primer mes
  • Acceso a formación
  • Acceso a paquetes de inversión
free shares promotion
¿Qué significa la posición larga?
¿Qué significa la posición larga?

¿Cómo aprovechar el momento para una posición larga?

Una habilidad indispensable al momento de operar en los mercados es poder leer las tendencias de los precios para, así, realizar los mejores movimientos en relación al contexto. Y si hay una operación perfecta para los mercados alcistas, ésta es la posición larga.

Utilizada por los inversores cuando creen que la empresa o mercado en el que quieren invertir se va a revalorizar en el corto o mediano plazo (y totalmente opuesta a la posición corta), la posición larga pareciera ser la operación de los optimistas, de los que apuestan a una mejora de la situación respecto del precio de un activo.

Aunque, claro, no lo hace porque sí, sino que leen las pistas con sabiduría: contexto, divergencia alcista, compra de acciones y otros factores que indican que vienen tiempos mejores. Y que es el momento perfecto para invertir.

Desde Libertex te explicamos más sobre esta operación, así como la diferencia entre una posición corta y larga, para que comprendas y aproveches todos los beneficios de esta maniobra en los mercados.

¿Qué es una posición larga?

Una posición larga en finanzas hace referencia a la compra de un activo con la intención de que el precio del mismo aumente. También se conoce como ir largo o abrir una posición larga, y suele ser la posición habitual de los inversores alcistas (bulls) con una perspectiva optimista del mercado.

El objetivo de esta operación es primero comprar las acciones al mejor precio inferior para poder venderlas más tarde a un precio superior. El beneficio se encuentra en la diferencia de precios, y cuanto mayor sea la brecha entre el precio de compra y el precio de venta, más serán las ganancias.

Por lo tanto, todo en torno a la posición larga gira alrededor de la espera de una subida. Es por ello que ésta es una operación especulativa que emplea la inmensa mayoría de los traders en el mercado financiero. Y es muy habitual que los activos negociados sean acciones o contratos de futuros (CDF).

Además de los mercados de valores, la posición larga aparece en otros como el de contado, que se caracteriza porque la compra y la venta del activo se realiza en el momento de la compra. También se emplea en el de derivados, un mercado más particular y cuyo funcionamiento se basa en que los cambios producidos en un activo influyen en otro llamado activo subyacente.

El mercado de divisas o Forex también es otro de los que ve funcionar la posición larga.

Ciertamente, y de forma independiente al tipo de activo que se negocia, la posición larga con éxito requiere que el trader conozca el mercado en el que opera y realice un seguimiento de sus movimientos. Solo así el operador puede predecir los cambios que se vayan a producir, y utilizarlos para obtener rentabilidad.

Qué es una posición larga vs. posición corta en finanzas

La diferencia entre lo que es una posición larga y una corta en finanzas está, en principio, en la tendencia del mercado sobre la cual operan. Mientras quienes operan en largo esperan a tendencias alcistas en las que los precios suben para obtener ganancias de la diferencia entre compra y venta; quienes operan en corto se benefician de las tendencias bajistas, y obtienen los beneficios de la diferencia entre la venta y la compra. 

Es decir, mientras que uno compra barato y vende caro, el otro vende caro y compra barato. Claro, en dos momentos completamente distintos del comportamiento financiero.

¿Qué tienen en común ambas posiciones? Que los inversores deben estar atentos a los movimientos de los mercados para advertir cambios y tendencias a largo plazo, para sacar el máximo provecho posible.

Conoce las diferencias entre posición larga y corta.

Mercados para la posición larga

Como mencionamos, dentro de los mercados financieros existen, a su vez, diferentes tipos de mercados en los que se pueden adoptar posiciones largas.

  • Mercado de divisas o Forex: los inversores deciden especular en base al tipo de cambio y la diferencia de tipos de interés futuros entre ciertas divisas. Así, pueden recibir o aportar financiación según la diferencia entre algunas divisas, y pueden aumentar o reducir la rentabilidad al decidir mantener sus posiciones abiertas.
  • Mercado de derivados: aquí hay una alto nivel de especulación, ya que lo que se busca es anticipar, en base a los muchos factores que influyen, cuál será la evolución de las tasas de interés futuras, así como los dividendos futuros, el nivel de volatilidad y la evolución del PIB. Los resultados de ciertas empresas son también cuestiones que se consideran en este tipo de mercado al momento de operar en largo.
  • Mercado de contado: este tipo de mercado permite ingresar compras, si bien excluye los tipos de interés futuros y los pagos de dividendos futuros, a diferencia de lo que sucede con el mercado de derivados.
  • Mercado de futuros: en este tipo de operaciones, de la mano de los CFD, el inversor cree que ciertas acciones subirán, por lo que compra contratos de futuros que replican el precio de esas acciones. Es decir, abre una posición larga. Con este método, el trader no requiere poseer los activos necesariamente para operar, sino que lo hace a través de los CFD.

Particularidades de Forex

Una de las cuestiones a destacar en Forex, el mercado de divisas, es que al abrir una posición larga, se abre una posición corta de forma simultánea. Esto sucede porque al comprar una divisa necesariamente se está vendiendo otra.

La divisa comprada es la primera que aparece en el par que se está negociando. En ese caso, por ejemplo, si se abre una posición larga en el par EUR/USD, se tendrá una posición larga en euros y una corta en dólares. Las ganancias ocurrirán si el euro se aprecia respecto al dólar.

Como en todo negocio, en Forex hay ocasiones en las que conviene esperar para comprar, y ocasiones en que hay que hacerlo en el momento. Ciertamente ocurre lo mismo con las ventas. Saber cuál es el momento propicio para comprar activos a bajos precios, y hacerse de ventajas frente a la tendencia alcista del mercado para vender las divisas a un precio mayor es la clave para sacar un gran provecho a la posición larga. 

Y si bien no es tan volátil como otros mercados, Forex tiene como contrapartida la mayor previsibilidad respecto de los movimientos que puede sufrir en cuanto a precios.

Forex y posiciones largas y cortas.

Un ejemplo para terminar de comprender

Supongamos que compramos una acción de Microsoft que, al momento de la operación, vale 130 dólares. El cómo seguirá la operación dependerá de cómo vemos el comportamiento de los mercados.

Por ejemplo, notamos una tendencia alcista que nos hace creer que la acción subirá de precio. En consecuencia, tomamos una posición larga comprando las acciones para, así, venderla a un mayor precio en el futuro. Es decir, compramos acciones baratas para luego venderlas a un valor más elevado. 

Distinto sería si consideráramos que las acciones de Microsoft bajarán de precio. En ese caso, lo mejor sería tomar una posición corta, tomando prestadas las acciones para devolverlas en un futuro, cuando estén más baratas.

Aquí no compramos acciones, sino que las tomamos prestadas para venderlas en el mercado. Y, al vencer el plazo, las devolvemos. Es decir, debemos volver a comprar esas acciones para regresarlas a sus manos originales. Pero, en tanto los precios cayeron de un momento a otro, nos queda cierto margen de ganancia entre la venta cara y la compra barata.

No quedan dudas de que el inversionista que negocia futuros o divisas debe hacer un análisis para estimar si el precio disminuirá o se incrementará a partir de los patrones o tendencias que advierte en los mercados. Y es en función de ello que decide cómo operar y qué inversión hacer. ¿La ganancia? Dependerá de qué tan acertado sea su análisis, su pronóstico o su adivinación.

Ciertamente, tanto las posiciones largas como las posiciones cortas permiten ganar dinero en las circunstancias adecuadas. Pero las tendencias alcistas suelen ser generalizadas en la rutina de los mercados, por lo que no sería demasiado errado aseverar que la posición larga es una jugada más segura que la posición corta.

¿Puede fallar el diagnóstico? Claro que sí. No olvidemos que los mercados son volátiles y están influenciados por diferentes factores internos y externos. Es posible hacerse de esta variabilidad para aprovechar los diferentes momentos y obtener valor de la mejor forma en cada uno de ellos. Pero también se puede escoger mantener una estrategia centrada en posiciones largas porque el nivel de riesgo que suponen es menor.

Sea como sea, conocer el mercado sobre el cual operas es fundamental. Y tener las herramientas correctas, así como los mejores asesores, pueden marcar la diferencia entre el éxito o algo pasajero. En Libertex contamos con todos estos elementos, para que comiences a operar sin necesidad de tener grandes conocimientos al respecto. ¿Qué esperas?

 

¿Por qué elegir Libertex para operar?

Dentro de las muchas alternativas Libertex te ofrece:

  • Acceso a una cuenta demo de forma gratuita donde podrás practicar.
  • Asistencia técnica al inversor 5 días a la semana, durante las 24 horas.
  • Para los clientes de perfil profesional, un apalancamiento de 1:500.
  • Puedes operar en una plataforma para cualquier dispositivo: Libertex y Metatrader 4 y 5.
  • No posee comisiones de extracción para Latinoamérica.
Volver

¡Vive la emoción del trading!

Registra una cuenta demo en Libertex y aprende cómo operar