Skip to main content

El PAQUETE DEFINITIVO
para inversores y traders!

Llévate estos regalos gratis:

  • Acciones gratis que valen hasta $200
  • $10 para operar con criptomonedas
  • Estatus Gold durante el primer mes
  • Acceso a formación
  • Acceso a paquetes de inversión
free shares promotion
SHA256: el algoritmo aplicado en el mercado crypto
SHA256: el algoritmo aplicado en el mercado crypto

¿Qué es SHA256 y cómo se emplea en el mercado de criptomonedas?

Si eres trader de criptomonedas, seguramente has escuchado hablar de las siglas SHA256. Si no es así, te acercamos toda la información necesaria para aplicar la función hash, empleada en criptografía por su gran porcentaje de seguridad.

SHA256 es un algoritmo que se aplica en el mercado crypto para proteger y codificar de manera segura la información de la cadena de bloques de las monedas virtuales. 

Dicho algoritmo forma parte de hash, que es un código alfanumérico que se usa para representar palabras, mensajes y datos de cualquier longitud de los bloques de Bitcoin. De esa manera, garantiza la seguridad de la información que se guarda dentro de los bloques.

¿Qué es SHA256?

Las siglas Sha significan Secure Hash Algorithm, que en español se traduce como Algoritmo de Hash Seguro. El SHA256 se utiliza para minar Bitcoin; es decir, para crear nuevas monedas y nuevas direcciones de BTC. 

Se trata de un proceso que replica la tasa de hash y la experiencia de minado. Dentro de Libertex tendrás la oportunidad de generar BTC reales cada cuatro horas usando el software de minado en la aplicación. Lo puedes hacer desde tu celular u ordenador, sin costos adicionales y contando con un soporte de expertos.

Los algoritmos y codificación se emplean con frecuencia en el mercado de criptomonedas, ya que es 100% digital y requiere de un sistema de seguridad avanzado que proteja todas las transacciones realizadas. 

No obstante, los algoritmos y sistemas de codificación alfanuméricos también se utilizan en otros aspectos de la vida. Por esta razón, el algoritmo Sha fue gestionado por la por la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (NSA) y el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST).

En un principio, este algoritmo criptográfico se creó con el fin de generar hashes y códigos únicos para proteger documentos u otras informaciones de cualquier tipo de agente externo que quiera eliminarlos o modificarlos. Por eso, es reconocido mundialmente como un avance para la privacidad de datos de suma importancia. 

El primer prototipo surgió a fines de la década de 1990 y con el paso del tiempo se fue perfeccionando hasta llegar a lo que hoy se conoce como SHA256.

Antes del desarrollo del SHA256 la tarea era llevada adelante por el hash MD5, una función más sencilla y no tan costosa. Sin embargo, a fines de 1996 se halló un problema de seguridad que permitía la incursión de cualquier hacker con recursos y abría la posibilidad de romper el algoritmo. Al ser vulnerable, se volvió a incursionar en el hash y se arribó a la creación de Sha.

SHA256 criptomonedas

El código SHA256 se emplea en el minado de Bitcoin desde el primer lanzamiento de la moneda en el 2009. Eso significa que la seguridad de la criptomoneda más popular del mundo comenzó con la protección de este hash en particular. No obstante, se empleó en tres direcciones específicas:

1. Minería de BTC

Como bien se sabe, los mineros se encargan de generar nuevas monedas y permitir el correcto funcionamiento de todo el sistema Bitcoin a cambio de una recompensa. 

Al principio, los creadores de Bitcoin también diseñaron el Protocolo de Prueba de Trabajo o PoW de Bitcoin para poder utilizar el SHA256. Así, lograron que los mineros pudieran resolver acertijos criptográficos de gran complejidad en los que tenían que aplicar esta función.

La red les indicaba a los mineros cuál era su objetivo y estos debían buscarlo calculando los hashes de SHA256. Al final, el minero alcanza su propósito cuando el valor decimal de SHA256 es inferior al valor de su objetivo. 

Cabe remarcar que cuanto más potencia tenga la red será más complejo será el trabajo de minería y más difícil será el paso de calcular los hashes. Por ese motivo, se trata del sistema de minería más seguro del mercado de criptomonedas. Al final se obtiene el Hash del Bloque o Block ID, que se trata de un identificador único que se ve en cada bloque de Bitcoin.

2. Generar de direcciones de BTC

El algoritmo SHA256 permite la generación de las direcciones de Bitcoin. Estas son el resultado de la utilización de la criptografía asimétrica y se emplean mediante la generación de claves tanto públicas como privadas mediante ECDSA. Luego, la clave atraviesa un proceso de SHA256 y el resultado pasa por otra función de hash conocida como RIPEMD-160 que acorta la dirección.

3. Identificar de las transacciones BTC

Dentro del Bitcoin, el SHA256 también se aplica para identificar transacciones. Se debe a que cada vez que un trader emite una transacción dentro del sistema de la primera moneda virtual del mundo, esta se encuentra acompañada por un identificador que es el hash SHA256. Entonces, cada transacción que forma parte de la cadena de bloques tiene un identificador único para que no se generen cambios o modificaciones.

SHA256 es uno de los algoritmos criptográficos más importantes

Características de SHA256

Dentro de la programación y minado de Bitcoin una de las funciones criptográficas más importantes es la de SHA256. Se debe a que se encarga de mantener los Proof of Work conocidos como PoW (prueba de trabajo) de la primera criptomoneda del mundo.

Además cuenta con una serie de características que vuelven a este algoritmo indispensable:

  • Se emplea dentro de los mecanismos de generación de direcciones, identificaciones de transacciones y bloques.
  • Funciona en una sola dirección. Significa que dentro de cualquier contenido, además del Bitcoin, es posible generar su hash o código único de seguridad, pero sin generar un contenido que esté asociado al SHA256.
  • Aporta equilibrio y seguridad en la generación de BTC. Se trata de un algoritmo que es resistente y eficiente ante las posibles colisiones que podría llegar a tener.
  • La longitud del hash que se obtiene siempre es igual a pesar de la extensión del contenido utilizado para crear el hash. En todos los casos, el resultado alcanzado es una cadena de 64 de letras junto con números que equivalen a una codificación de 256 bits y 32 bytes.
  • Contiene claves de 256 bits que generan un equilibrio entre la seguridad y rapidez de cálculo. En pocos meses, su uso se extendió en un software para servidores y también para otras aplicaciones que necesitaran una función de hash segura y ágil.

¿Cómo funciona SHA256?

El algoritmo SHA256 se emplea para la construcción de códigos y referencias criptográficas, que son conocidas por determinados traders. Se trata de un método que garantiza la resistencia a colisiones o la repetición de los hashes. Pero, ¿cómo funciona?

Dentro de la cadena de bloques o red de blockchain de Bitcoin, sus nodos tienen una copia de hash de 64 caracteres que representa toda la información que contiene un bloque. 

Es preciso remarcar que los blockchain operan como un libro contable, donde se registran cada una de las transacciones generadas por los traders de todo el mundo y también permite el seguimiento del estado de los activos dentro de una red de negocios.

En cuanto al funcionamiento de SHA256, una vez que esa información se encuentra validada o registrada en la cadena, cualquier intento de un hacker de borrarla o modificarla sería detectada inmediatamente por el algoritmo y lo frenaría. 

Dicho algoritmo guarda relación con los mineros de Bitcoin, los programadores y desarrolladores encargados de realizar las operaciones y vigilar los nodos que mantienen las copias de las blockchain y procesan las transacciones.

Con SHA256 puedes introducir un gran contenido de información y datos para conseguir a cambio un resumen del contenido en forma de longitud fija. Los desarrolladores expertos también señalan que es posible garantizar el efecto avalancha que es conocido entre los traders porque ante un mínimo cambio de la información se produce un hash totalmente nuevo.

A modo de resumen, el algoritmo SHA256 permite convertir grandes volúmenes de información a un mensaje único e irrepetible. Cada vez que ingreses la misma información obtendrás un resultado idéntico, no obstante si modificas una parte de los datos el hash que se obtiene al final es diferente.

Conoce dónde se emplea el SHA256

¿Dónde se emplea el SHA256?

El algoritmo criptográfico de equilibrio y seguridad no solamente se utiliza en el Bitcoin sino también tiene otros usos en otras monedas virtuales. 

Actualmente, la mayoría de los proyectos y desarrollos que se desprenden de Bitcoin emplean el SHA256, como así también otros proyectos totalmente independientes de este sistema. Esto se debe a que dicho algoritmo es un estándar seguro y simple de utilizar.

Entonces, las criptomonedas que utilizan este hash para su minería y demás procesos de desarrollo y protección son: Bitcoin Cash, Bitcoin Cash SV, Peercoin, Namecoin, RSK Token, Counterparty y Steem Dollars.

Igualmente, existen otras monedas digitales que también utilizan el SHA256 para representar los datos de la moneda. Al finalizar la transacción se obtienen identificadores únicos e irrepetibles que surgen de la información proporcionada.

¿Por qué elegir Libertex para operar?

Dentro de las muchas alternativas Libertex te ofrece:

  • Acceso a una cuenta demo de forma gratuita donde podrás practicar.
  • Asistencia técnica al inversor 5 días a la semana, durante las 24 horas.
  • Para los clientes de perfil profesional, un apalancamiento de 1:500.
  • Puedes operar en una plataforma para cualquier dispositivo: Libertex y Metatrader 4 y 5.
  • No posee comisiones de extracción para Latinoamérica.
Volver

¡Vive la emoción del trading!

Registra una cuenta demo en Libertex y aprende cómo operar

Evalúa tus conocimientos de trading

¡Realiza el cuestionario y llévate $ 9 de bonificación en tu cuenta!

quiz