Skip to main content

El PAQUETE DEFINITIVO
para inversores y traders!

Llévate estos regalos gratis:

  • Acciones gratis que valen hasta $200
  • $10 para operar con criptomonedas
  • Estatus Gold durante el primer mes
  • Acceso a formación
  • Acceso a paquetes de inversión
free shares promotion
¿Cómo afecta la capitalización bursátil a los inversionistas?
¿Cómo afecta la capitalización bursátil a los inversionistas?

Capitalización bursátil: ¿cómo afecta al inversionista?

El tema de la capitalización bursátil y el split de acciones ha estado en boca de todos varias veces en el último tiempo gracias a los anuncios de Apple, Google y Tesla sobre sus acciones. No es de extrañar, ya que estas medidas supusieron grandes noticias para los inversionistas. Sobre todo, para los minoristas.

La capitalización bursátil —también conocida como Market Cap o market capitalization— es un dato importante cuando de invertir en empresas a través de la bolsa de valores se trata. Pero, ¿por qué? ¿cómo afecta esta información a los inversionistas?

Si estás pensando en diversificar tu cartera para no sólo invertir en ETH —u otras criptomonedas—, y las acciones se presentan como una buena opción, este artículo puede serte de gran ayuda para terminar de entender las novedades importantes del mercado. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es capitalización bursátil?

La capitalización bursátil, capitalización de mercado o valor en bolsa es una medida económica que indica el valor del capital de una sociedad obtenido a partir de su cotización en bolsa; es decir, el valor total que tienen todas las acciones de una empresa que coticen en el mercado de valores. 

Dicho de forma sencilla, es el valor total de mercado de una compañía, lo que se tendría que pagar si se quisiera comprar la empresa en su totalidad. ¿Entonces? Es, básicamente, el precio actual de cotización en bolsa. 

En este sentido, la capitalización bursátil expresa el valor patrimonial de la empresa. Es una buena forma de estimar —debido a que el valor de las acciones varía diariamente en los mercados— el valor neto de una compañía. En este sentido, el precio de cada acción influye en el patrimonio total, ya que, en definitiva, el Market Cap es la suma de todos los títulos que cotizan en bolsa.

Calcular la capitalización bursátil

La capitalización bursátil se calcula a través de una fórmula sencilla que multiplica el número de acciones que tiene una empresa en circulación por el precio actual de mercado de dichas acciones.

Capitalización Bursátil = Número de acciones x Precio de mercado de una acción

La cifra resultante es el precio por el que se podría adquirir la totalidad de las acciones, con todos sus activos

Con esta fórmula no se debe confundir el valor que tiene una empresa en el mercado de valores con aquel que figura en los libros contables de la compañía. Son valores diferentes, que contemplan contextos y particularidades distintas. Básicamente, porque la capitalización bursátil fluctúa en función de la oferta y demanda del mercado, y no necesariamente —o únicamente— por el desempeño operativo de la empresa.

Asimismo, se puede calcular el Market Cap de las acciones de una compañía que cotizan en un mercado bursátil concreto, para estimaciones más precisas. Sobre todo, considerando las variaciones en los precios.

¿Cuál es la importancia de este concepto?

La capitalización bursátil es de gran importancia porque los inversores utilizan esta medida económica para determinar la magnitud de una empresa en su contexto de mercado. Lo que significa que, en lugar de usar las ventas de un año o las cifras totales de activos —información que no necesariamente puede conseguirse con facilidad—, utilizan el valor de las acciones, que se publican diariamente. 

El dato también es útil para comparar el tamaño relativo de una compañía frente a otra, algo fundamental al momento de decidir hacer una inversión por sobre otra. 

La capitalización bursátil no sólo mide el valor de una empresa, sino también —en tanto es la suma de las acciones, y los precios de los títulos consideran estas cuestiones— la percepción del mercado sobre sus perspectivas futuras. En definitiva, porque refleja lo que sus inversores están dispuestos a pagar por sus acciones.

Por último, la capitalización bursátil se emplea también para la construcción de muchos de los índices bursátiles que están a disposición de los inversionistas; utilizándolo como referencia para su inclusión en el índice. Es decir, cuanto mayor sea la empresa por su Market Cap, más será incluida en el índice.

¿Para qué sirve el cálculo de la capitalización bursátil?

¿Cómo se clasifican las empresas por su capitalización?

Ahora bien, en tanto la capitalización bursátil mide el tamaño de las empresas en relación con su participación en el mercado, también se las puede clasificar en función de esta unidad económica. De esta forma, podemos encontrar empresas Small-caps (de pequeña capitalización), Mid-caps (de mediana capitalización) y Large-caps (de gran capitalización). 

También se utilizan las expresiones Mini-cap y Mega-cap para aquellas compañías que se encuentran en los extremos de las mediciones clásicas —si bien se puede hacer una clasificación más detallada—.

Habitualmente, podemos realizar esta clasificación según la capitalización bursátil en dólares:

  • Mega-caps: más de 200.000 millones de dólares
  • Large-caps: más de 10.000 millones de dólares
  • Mid-caps: entre 2.000 y 10.000 millones de dólares
  • Small-caps: entre 300 y 2.000 millones de dólares
  • Mini-caps: menos de 300 millones de dólares
  • Micro-caps: menos de 50 millones de dólares

Como mencionamos, la capitalización bursátil fluctúa al igual que los precios de las acciones. Pero cuando más grande es una compañía, generalmente, más estable es el nivel de capitalización y presenta menos volatilidad. De manera inversa, una empresa pequeña tiene mayores probabilidades de experimentar fluctuación en su Market Cap.

Esto sucede porque, cuanto mayor sea una compañía, más accionistas tendrá y, por lo tanto, menor riesgo de tener fuertes caídas. Claramente, una Small-cap que está en menor número de mano, tiene un precio más volátil y manipulable. En contrapartida, son éstas las empresas que pueden generar mayores oportunidades de inversión porque, a largo plazo, pueden convertirse en una Mid-cap o, incluso, en una Large-cap, multiplicando su capitalización bursátil.

Por su parte, las Mid-caps suelen ser empresas algo más consolidadas que las pequeñas, con mayor trayectoria en el mercado; mientras que las Large-caps por lo general son compañías conocidas por el gran público y la mayoría de los inversores. Suelen ser líderes dentro de su sector y ofrecen mayor seguridad al invertir. Google, Apple, Netflix y Tesla acciones son grandes ejemplos.

El split de acciones, ¿modifica la capitalización bursátil?

Rápidamente podemos decir que no, salteando varios pasos en la explicación. Pero, primero, antes de llegar a la misma conclusión, veamos de qué se trata el split.

¿Qué es el split de acciones?

Un split o desdoblamiento de acciones es un ajuste matemático que se realiza al valor de los títulos de una empresa, sin cambiar la composición del accionariado. Dicho de forma más simple, consiste en aumentar la cantidad de acciones y reducir su precio, pero sin que esto afecte el valor total que posee cada inversionista ni, por lo tanto, su capitalización bursátil.

Esta división nominal aumenta la oferta y reduce el precio en forma proporcional. Por ejemplo, si tienes una acción que vale 10 dólares, luego del split —imaginemos, en una proporción de 1:5— pasarás a tener 5 acciones de 2 dólares cada una; aunque, en total, seguirás teniendo un capital de 10 dólares.

Está acción tiene un efecto neutro para el accionista y el valor de la empresa, al menos a simple vista. La realidad es que la estrategia aporta mayor liquidez a la empresa y es algo visto de forma positiva en el mercado, por lo que los precios de las acciones suelen subir. 

Otra razón es que hay una mayor demanda. Al reducirse el valor de los títulos, son más los pequeños inversionistas los que pueden acceder a ellos e incorporarlos en sus carteras.

Son múltiples las empresas que han realizado y realizan este tipo de estrategia bursátil.

¿Por qué se realiza un split?

Hay tres razones principales por las que una empresa recurre al split o desdoblamiento de sus acciones:

  • Generar mayor liquidez: la división de acciones aumenta el volumen de acciones en circulación, por lo que también aumenta la liquidez y la facilidad en la negociación de los títulos. Para los inversores, esto significa una compra y venta mucho más simplificada, veloz y a precios justos.
  • Hacer que las acciones sean más accesibles: uno de los propósitos principales del split de acciones es reducir el precio de los títulos, sobre todo cuando éstos son tan costosos que muy pocas personas pueden acceder a ellas —más todavía si se compara con otros precios del sector—. El desdoblamiento permite la entrada de los pequeños inversionistas, algo que también se ve de forma positiva y aumenta la demanda de los títulos de la empresa.
  • Reavivar el interés de los inversionistas y el mercado: mejorar los volúmenes de contratación es más posible cuando el mercado percibe a la empresa como exitosa, y esta es una de las consecuencias del split. El mensaje que llega a los inversionistas es que la compañía es tan buena que los precios de sus acciones son muy elevados, razón por la cual necesita desdoblarlas. En definitiva, que es una muy buena opción de inversión.

El resultado habitual de esta estrategia es, como mencionamos, una recepción positiva de la decisión empresarial y un aumento generalizado del valor de sus acciones en el mercado.

Invertir inteligentemente conociendo la capitalización bursátil de las empresas

Entonces, ¿afecta el split a la capitalización bursátil de una empresa?

Claramente, no. O, en todo caso, lo hace de manera indirecta, debido a una mejor consideración en el mercado y un incremento en la demanda de esas acciones que mejora su posición y hace crecer los precios.

Ahora ya sabes más sobre la capitalización bursátil y el split acciones. Y con ello, tienes nuevas herramientas para invertir de forma inteligente y bien informada. Si quieres aprender más y tomar mejores decisiones sobre inversión, no dudes en visitar el blog de Libertex, donde tenemos la información más completa.

¿Por qué elegir Libertex para operar?

Dentro de las muchas alternativas Libertex te ofrece:

  • Acceso a una cuenta demo de forma gratuita donde podrás practicar.
  • Asistencia técnica al inversor 5 días a la semana, durante las 24 horas.
  • Para los clientes de perfil profesional, un apalancamiento de 1:500.
  • Puedes operar en una plataforma para cualquier dispositivo: Libertex y Metatrader 4 y 5.
  • No posee comisiones de extracción para Latinoamérica.
Volver

¡Vive la emoción del trading!

Registra una cuenta demo en Libertex y aprende cómo operar

Evalúa tus conocimientos de trading

¡Realiza el cuestionario y llévate $ 9 de bonificación en tu cuenta!

quiz