Skip to main content

El PAQUETE DEFINITIVO
para inversores y traders!

Llévate estos regalos gratis:

  • Acciones gratis que valen hasta $200
  • $10 para operar con criptomonedas
  • Estatus Gold durante el primer mes
  • Acceso a formación
  • Acceso a paquetes de inversión
free shares promotion
¿Cómo se aplica el concepto de plusvalía en el trading?
¿Cómo se aplica el concepto de plusvalía en el trading?

¿Qué significa la plusvalía y cómo se aplica en trading?

Seguramente en alguna clase de historia o de economía hayas escuchado el concepto de plusvalía. Si bien dicho término se puede asociar más a una cadena productiva o modelo económico, también puede aplicarse para el trading

En esta nota hablaremos en profundidad acerca de lo que es la plusvalía en trading, cómo surge el término, su definición y cómo se aplica. ¡Sigue leyendo y conocé más sobre este concepto!

Plusvalía: Definición

El concepto de plusvalía -también llamada supervalía o plusvalor- en el mundo de las inversiones se define como el incremento de valor que se produce por la diferencia entre el precio de compra (costo de inversión) y el precio de venta de activos financieros (bonos, acciones, criptomonedas, futuros, CFD, etc), siempre y cuando se logre una ganancia en dicha diferencia.

En el caso de que la diferencia entre precio de venta y de compras fuese negativa, esto sería una minusvalía para el inversor.

Las plusvalías también se pueden aplicar a activos como coleccionables (cuadros de arte) y propiedades (casas, departamentos, terrenos) y pueden ser de corto plazo (un año o menos) como de largo plazo (más de un año). Las inversiones a largo plazo en artículos coleccionables tienen una tasa de impuestos que varía según la legislación de cada país. Las inversiones a corto plazo en coleccionables son gravadas como plusvalías a corto plazo en impuestos sobre la renta. 

Origen del término plusvalía

La palabra plusvalía fue popularizada por Karl Marx y su teoría económica. Sin embargo, el propio economista alemán reconoció que el término fue tomado de otro colega, David Ricardo. A su vez, se puede decir que Ricardo había tratado el concepto de plusvalía gracias a Adam Smith

En cuanto a la definición de Marx, para él, la plusvalía era la diferencia entre la ganancia obtenida por la venta de un producto y el costo de producción que tuvo para el dueño de esa mercancía. Por ejemplo, el precio final que obtiene un panadero por vender pan menos el costo que de los materiales que utilizó para cocinar ese pan. 

Es un término central de la doctrina socialista, que critica ampliamente al capitalismo. Según la teoría de Marx, la plusvalía es igual al nuevo valor creado por los obreros en exceso de su propio costo laboral, el cual es apropiado por el capitalista (dueño de la fábrica o empresa) como ganancia cuando los productos producidos son vendidos. 

Marx creía que el gran incremento de población y riqueza del siglo XIX se debía principalmente a la rivalidad o competencia para obtener la máxima plusvalía posible proveniente de la contratación de empleados, resultando esto en un aumento de la productividad y de recursos de capital. 

Según su teoría, el trabajador percibe menos sueldo o salario de lo que realmente produce o debería recibir por su trabajo. De esta forma, la diferencia entre lo producido y su remuneración es lo que él definió como plusvalía; la ganancia adicional del dueño de la fábrica o empresario. 

Karl Marx estaba en contra de este beneficio, y proponía como solución o alternativa para eliminarlo, socializar los medios de producción (oficinas, maquinaria, edificio de la empresa, etc). 

Una vez que ingresa al mercado, esta plusvalía se transforma en mercancía y se vende al público, generando un capital o dinero que no tiene incidencia en el salario del obrero o trabajador, lo que representa una injusticia, al tratarse de los verdaderos generadores de valor en la cadena de producción de bienes. 

“Plusvalía” es un término acuñado por el economista Karl Marx

Plusvalía absoluta y relativa 

Estos dos conceptos, también acuñados por Marx, son los que -según él- el capitalismo puede aumentar su explotación y por lo tanto la cantidad de plusvalía que obtiene. 

Plusvalía absoluta: se produce cuando se incrementa la tasa de explotación de los trabajadores, generalmente al alargar la jornada de trabajo. De esta forma se obtiene más plusvalía sin aumentar el valor de la fuerza laboral (el salario de los trabajadores).

Plusvalía relativa: se obtiene cuando se aumenta la plusvalía obtenida a través del incremento de producción, para que el ritmo de explotación laboral sea mayor sin modificar las horas laborales. 

Plusvalía y minusvalía

Los inversores pueden compensar sus plusvalías con minusvalías, siempre y cuando correspondan al mismo periodo de tiempo; es decir, más de un año o menos de un año.

Por ejemplo, si un inversor gana 3.000 USD en acciones que fueron operadas en menos de un año, puede compensar esa ganancia con otra pérdida en la bolsa de -por ejemplo- 1.000 USD, siempre y cuando ambas operaciones hayan sido de menos de un año.

Un inversor no puede compensar plusvalías de un periodo de tiempo diferente a unas minusvalías. Es así que unas plusvalías de más de un año no pueden compensarse con minusvalías de menos de un año.

Muchas veces se habla de “plusvalías latentes” cuando un activo se encuentra dando rendimientos en la bolsa, aunque el inversor no lo haya vendido. Sin embargo, realmente no son plusvalías cómo tal hasta que no se haya cristalizado (cerrado o vendido) el activo. Se denomina pura y exclusivamente plusvalía al momento de vender el activo financiero. 

Estrategias utilizando la plusvalía 

Si un inversor pierde dinero en una inversión, pierde capital. Esta pérdida de capital puede traducirse en una reducción de impuestos. Si estas pérdidas exceden a las plusvalías, puede deducirlas de sus ingresos. 

Si bien generalmente las plusvalías se asocian con acciones, criptomonedas y fondos comunes de inversión debido a la volatilidad que tienen en sus precios, casi todo lo que se utiliza y se tiene es un activo de capital y puede estar atado al pago de impuestos. 

Por otro lado, una pérdida del capital no puede ser deducida de impuestos. Las plusvalías pueden ser realizadas o no. Los activos que no son vendidos o las posiciones que no son cerradas o cristalizadas pueden haber aumentado su valor, pero la ganancia no se ha materializado, todavía está sujeta a la volatilidad del mercado. 

La plusvalía también es un valor potencial, ya que ocurre efectivamente cuando un activo aumenta su valor y el inversor ejecuta la venta. 

Consecuencias fiscales de las plusvalías y las pérdidas

Las plusvalías pagan una determinada cantidad de impuestos según las reglamentaciones de cada país. Esto también depende de la tasa del impuesto sobre la renta en el que se encuentre, por cuánto tiempo tuvo el inversor el activo y el tipo de activo con el que invirtió o negoció. 

Por ejemplo, los inversores de fondos comunes deben determinar las plusvalías acumuladas no realizadas o cristalizadas del fondo de inversión, que son expresadas como un porcentaje de sus activos netos. Esta circunstancia se conoce como exposición a las plusvalías de un fondo. Cuando estas se distribuyen en un fondo, las plusvalías son una obligación impositiva para los inversores. Las plusvalías a corto plazo son gravadas a la misma tasa que su ingreso regular. 

Distribuciones de plusvalías por fondos comunes

Los fondos comunes de inversión generalmente venden inversiones rentables en ciertos momentos -dependiendo de los activos en los que inviertan-. Los fondos luego distribuyen las ganancias a los inversores o accionistas en forma de distribución de plusvalías. Quienes reciben estas distribuciones obtienen un formulario que muestra los dividendos pagados y las plusvalías pagadas durante todo el año. 

Dichas distribuciones de plusvalías pagan una tasa de impuestos como si fueran de largo plazo, sin importar cuánto tiempo haya tenido ese inversor las acciones o una posición dentro del fondo. 

Muchos inversores suelen reinvertir esos dividendos y plusvalías que obtuvieron. Cada reinversión es una distribución en efectivo como una compra de fondos adicionales. 

Cómo se calcula la plusvalía 

La plusvalía se calcula como el resultado de restar los costos de producción (en el caso de las inversiones es el costo inicial del activo) a los beneficios obtenidos por esa inversión -siempre y cuando haya beneficios o ganancias-. De esta manera, la fórmula quedaría de la siguiente manera: 

Plusvalía = ingresos - costo de producción (C + V)

Para este cálculo, Marx clasificaba los siguientes valores C+V como: 

C = Capital Constante (máquinas, costos fijos, materiales, etc).

V = Capital variable (trabajadores. estos pueden rotar y ser más o menos) .

S = Plusvalía (excedente que se queda el dueño o empresario por el trabajo realizado).

Según Marx, solamente se genera plusvalía a través del trabajo viviente; es decir, los obreros o trabajadores (V). Teniendo en cuenta lo siguiente, se puede calcular la tasa de plusvalía, que es: S (plusvalia) / V (capital variable). 

Esto representaría lo que en teoría gana el empresario por cada unidad de trabajo.

Ejemplos de la plusvalía en el trading

Plusvalía: ejemplos 

Un ejemplo práctico para entender mejor el concepto de plusvalía y cómo funciona es:

Supón que un inversor tiene 100 USD e invierte todo ese dinero en una acción de la empresa Disney. Luego de un cierto tiempo, esta acción ahora vale 500 USD gracias a los buenos resultados y balances de la compañía. En ese momento, el inversor decide cerrar su posición para tomar ganancias. La diferencia entre el costo de la inversión (precio inicial de 100 USD) y los beneficios recogidos (500 USD) es la plusvalía (400). 

Si te interesa el universo de las inversiones y el trading, no olvides que no sólo es clave conocer conceptos como plusvalía, entre otros; sino también recurrir a un bróker de confianza -como Libertex- para operar.

¿Por qué elegir Libertex para operar?

Dentro de las muchas alternativas Libertex te ofrece:

  • Acceso a una cuenta demo de forma gratuita donde podrás practicar.
  • Asistencia técnica al inversor 5 días a la semana, durante las 24 horas.
  • Para los clientes de perfil profesional, un apalancamiento de 1:500.
  • Puedes operar en una plataforma para cualquier dispositivo: Libertex y Metatrader 4 y 5.
  • No posee comisiones de extracción para Latinoamérica.
Volver

¡Vive la emoción del trading!

Registra una cuenta demo en Libertex y aprende cómo operar

Evalúa tus conocimientos de trading

¡Realiza el cuestionario y llévate $ 9 de bonificación en tu cuenta!

quiz