Tregua China-EE.UU.: ¿Calma bursátil con fecha de caducidad?

Ago 17, 2018

Las bolsas europeas han abierto planas, después de cerrar ayer en positivo (a excepción de Italia, tras el desastre de Génova). Wall Street también concluyó la sesión con ganancias, impulsada por los buenos resultados empresariales. Y es que la noticia de que Estados Unidos ha invitado a China a viajar al país norteamericano a finales de agosto para reanudar las conversaciones comerciales ha supuesto una relativa calma para los mercados.

Esta sería la cuarta reunión que mantienen ambos países, después de tres intentos fallidos (la última reunión fue el pasado mayo). "Tenemos que trabajar juntos y asegurar una mejor previsibilidad y sostenibilidad en el crecimiento económico global, en lugar de crear más barreras y obstáculos para socavar las perspectivas de prosperidad global", ha dicho el embajador chino en EE.UU., según recoge Euronews.

La futura reunión entre Washington y Pekín tiene una sola pregunta para el mercado: ¿A la cuarta será la vencida o estamos ante una calma relativa? Según el comunicado de China, que recoge la agencia AFP, “el diálogo se reanuda: el viceministro de Comercio, Wang Shouwen, se reunirá con el subsecretario del Tesoro estadounidense encargado de Asuntos Internacionales, David Malpass, por invitación de Estados Unidos”. Aunque el Ministerio chino también ha sido tajante: “La parte china reafirma que se opone al unilateralismo y a las prácticas de proteccionismo comercial y que no acepta ninguna medida unilateral de restricción comercial".

Si algunas noticias apuntaban ayer a un posible acercamiento entre Donald Trump y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, también calmó a los mercados la reunión entre China y EE.UU. “La sesión venía marcada por el tono mixto de las bolsas asiáticas y el rebote de las divisas emergentes (la lira turca y yuan chino especialmente), tras conocerse que el ministro de Comercio chino quiere negociar con su homólogo de EE.UU, así que el flujo de noticias sobre el proteccionismo mejora un poco, al menos de momento”, comentan los analistas de Bankinter (MC:BKT).

Por su parte, Daniel Santacreu, jefe de Estrategias y Director de Mercatradingbolsa, señala que “la guerra comercial entre China y EE.UU., y gran foco de preocupación de los mercados, da señales alentadoras. Las delegaciones de ambos países han acordado seguir negociando a finales de este mes para aliviar la tensión que los dos gigantes económicos viven desde que llegó Trump a la Casa Blanca. El euro recoge la calma de las tensiones arancelarias y sale de mínimos de trece meses y rebota cinco décimas para quedarse a las puertas de los 1,14 dólares”.

Otros expertos, sin embargo, apuntan a una calma con fecha de caducidad. Alexander Londoño, analista colaborador de ActivTrades, explica que “el apetito por el riesgo y activos de más alto rendimiento aumenta cuando China anuncia que durante este mes van a reanudar las conversaciones con Estados Unidos. En parte, la decisión de China da un respiro a los mercados debido a que por lo menos van a bajar las tensiones de momento. Sin embargo, a largo plazo el conflicto se mantiene”.

Desde Renta Markets advierten de que "se trata de una meta complicada, ya que ambos países han ido muy lejos con sus amenazas. Especialmente el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que ha llegado a decir que estaría dispuesto a imponer aranceles a bienes chinos por un importe de hasta medio billón de dólares, esto es, todas las importaciones de China. Además, el mandatario estadounidense cree que es quien menos tiene que perder en esta guerra comercial, ya que su país tiene un déficit comercial de 375.600 millones de dólares con China. Y recordemos que China ha declarado que fijará aranceles de forma recíproca si Washington hace lo mismo".

Los expertos de Link Securities tampoco lo tienen muy claro: “Intervendrán funcionarios de segundo nivel, por lo que creemos que no se pueden esperar grandes resultados de la reunión”. Y añaden: “China sigue siendo la principal preocupación. Cabe recordar que a principios de semana se publicó una batería de cifras macro en este país -ventas minoristas, inversión en capital y producción industrial, correspondientes al mes de julio- que estuvieron bastante por debajo de lo esperado, y que apuntaban a una ralentización de crecimiento económico en este país, algo que los inversores temen que pueda ir a más si la guerra comercial con EE.UU. no se reconduce en el corto plazo. De hecho, y es algo que hasta el momento los inversores habían optado por obviar, tanto la bolsa china como la divisa del país llevan semanas cayendo, y los principales índices chinos han entrado en mercado bajista hace ya algún tiempo”.

Desde AXA (PA:AXAF) IM advierten que "Pekín ha comenzado a ajustar las políticas nacionales para salvaguardar la economía. Se ha evitado usar la devaluación del renminbi (RMB) para luchar en la guerra comercial, ya que esto correría el riesgo de reavivar las salidas de capital y provocar una mayor hostilidad por parte de EE.UU.".