Reacciones post-BCE: ¿Qué nos espera de aquí a final de año?

Jul 26, 2018

Era de esperar. El consenso era total. El Banco Central Europeo (BCE) ha mantenido los tipos de interés en el 0% y, en la rueda de prensa posterior, su presidente, Mario Draghi, ha vuelto a recordar el final del QE a finales de 2018 y su apoyo a una política acomodaticia para seguir apostando por el crecimiento económico de la Zona Euro.

Los mercados han seguido su ritmo (no ha habido fluctuaciones en los principales índices) y la reacción de los analistas es unánime: Los datos macroeconómicos poco convincentes combinados con una inflación subyacente que se mantiene bastante floja parecen ser argumentos suficientes para que el BCE sea paciente en este aspecto. Ha sido una reunión “de trámite”, según califican los expertos de Bankinter (MC:BKT).

Desde Renta 4 (MC:RTA4), comentan que “los tipos de interés se mantendrán en los niveles actuales al menos hasta septiembre de 2019, y en cualquier caso tanto tiempo como sea necesario para asegurarse de que se alcanzan los objetivos de precios. A esto se suma el hecho de que el BCE continuará reinvirtiendo los vencimientos de deuda por un periodo de tiempo extenso con el fin de mantener unas condiciones de liquidez favorables y un amplio grado de acomodación monetaria”.

Los analistas de XTB anticipaban que quizá Draghi aprovecharía su rueda de prensa para lanzar un mensaje a Donald Trump, presidente de Estados Unidos. Y así ha sido. El presidente del BCE ha recordado que la guerra comercial y las políticas proteccionistas pueden influir negativamente sobre la economía de la UE, si bien ha valorado positivamente la reunión mantenida ayer entre el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, y Trump.

Tras la reunión del BCE y las palabras de Draghi, la preocupación de los analistas e inversores sigue siendo la misma: “El actual ritmo de crecimiento de la economía de la Zona Euro no será suficiente para impulsar al alza la inflación subyacente en la región, que se mantendrá muy por debajo del objetivo de cerca del 2% establecido por el BCE”, resumen en Link Securities. De ahí que, en este escenario, “los tipos de interés oficiales se mantendrán bajos por muchos meses una vez acabado el mencionado programa de compra de activos”, añaden estos expertos.

Y es que, según explican en Julius Baer (SIX:BAER), “la Zona Euro ha perdido ligeramente el momentum de crecimiento después de registrar un sólido repunte el pasado año. Para este 2018 se espera un crecimiento más moderado. El BCE seguirá a la expectativa de cómo se desarrollan los acontecimientos de la Guerra comercial entre Estados Unidos y China”.

Por su parte, Aneeka Gupta, analista de WindsomTree, afirma que “desde la reunión del BCE de junio, el panorama macroeconómico en la Zona Euro no ha cambiado, en gran medida a pesar de los riesgos derivados de la política comercial. Datos recientes sugieren que la Zona Euro se ha recuperado de la desaceleración a comienzos de año, sin embargo, hay pocas señales de un regreso a la mayor tasa de expansión observada durante 2017”. En cuanto al objetivo de inflación, Gupta explica que “probablemente alcanzará un máximo en julio en el 2,3% y luego volverá a caer al 1,5% hacia el final del año”.

Bart Hordijk, analista de Monex Europe, coincide con el anuncio del BCE y las palabras de Draghi. “Existen razones para seguir moderando las decisiones de política monetaria”.

Confiemos en que la recuperación económica de la Zona Euro mantenga sus niveles actuales, y que los riesgos de la guerra comercial y las políticas proteccionistas de Trump no influyan en nuevos movimientos del BCE.