Los futuros de EE.UU. apuntan a una caída de 3 dígitos ante la guerra comercial

Jul 02, 2018

Investing.com – Los futuros de Estados Unidos apuntan a una apertura a la baja este lunes tras la caída de la bolsa a escala mundial; a los inversores les preocupan las nuevas amenazas de represalias en forma de aranceles contra Estados Unidos.

Los futuros del S&P 500 han descendido un 0,65% o 157 puntos a las 12:49 horas (CET) y los futuros del Dow se han dejado un 0,56% o 15 puntos, mientras que los futuros del NASDAQ 100 de tecnológicas han retrocedido un 0,50% o 50 puntos.

La Unión Europea ha respondido a las amenazas del presidente estadounidense, Donald Trump, de imponer gravámenes a los vehículos importados, comunicando al Departamento de Comercio de Estados Unidos que los aranceles sobre los automóviles y las piezas de vehículos son injustificables y no tienen sentido económicamente.

La UE ha advertido de que los aranceles de Estados Unidos en realidad perjudicarán a la economía estadounidense ya que impondrían mayores costes a las fábricas de Estados Unidos y dijo que unos aranceles del 25% tendrían un impacto negativo inicial de 13.000 a 14.000 millones de USD sobre el producto interno bruto de Estados Unidos.

Además de ese impacto negativo, la UE advirtió además que probablemente provocaría medidas de represalia por parte de sus socios comerciales sobre unos 294.000 millones de USD de exportaciones de Estados Unidos.

Trump dijo la semana pasada que el gobierno estaba terminando su estudio e indicó que Estados Unidos tomaría medidas pronto.

La última amenaza de represalia europea vino tras conocerse que Estados Unidos se prepara para imponer 34.000 millones de USD en aranceles sobre las exportaciones de China el viernes. Todo apunta a que Pekín responderá y comenzará otro tira y afloja.

Además, los aranceles de Canadá sobre unos 13.000 millones de USD en productos estadounidenses entraron en vigor el domingo en respuesta a los aranceles de la Administración Trump sobre el acero y el aluminio.

Aparte de las tensiones comerciales, los inversores seguirán pendientes de los datos económicos del lunes. Tanto el informe del Instituto de Gestión de Suministros del sector manufacturero de junio como el informe sobre el gasto en construcción de mayo se publicarán a las 16:00 horas (CET).

A la espera de los datos, el índice dólar, que sigue la evolución de esta moneda con respecto a una cesta de otras seis divisas principales, subió un 0,31% hasta 94,52 a las 12:50 horas (CET) El dólar se apuntó un alza a causa del debilitamiento del euro después de que el ministro del interior de Alemania presentara su dimisión ante la creciente polémica en torno a la política de inmigración, lo que arroja dudas acerca del futuro del gobierno de coalición de la canciller Angela Merkel.

En noticias de la compañía, las acciones de Tesla (NASDAQ:TSLA) se han disparado un 6% antes de la apertura este lunes tras conocerse que la empresa había cumplido su objetivo de producción de 5.000 vehículos Tesla Model 3 en una semana. Aunque no ha confirmado el informe de Reuters, el director ejecutivo Elon Musk escribió en Twitter el domingo por la tarde que durante los últimos siete días se habían fabricado 7.000 automóviles, incluyendo el Model ,.

Mientras tanto, los precios del petróleo se han visto sometidos a una gran presión después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sorprendiera a los traders anunciando un acuerdo improvisado con Arabia Saudí para añadir más suministro a los cada vez más ajustados mercados del petróleo.

Al comienzo de la jornada del sábado, Trump escribía en Twitter que el rey Salman de Arabia Saudí había accedido a su petición de aumentar la producción de crudo "tal vez hasta" 2 millones de barriles para ayudar a compensar una disminución del suministro de Irán y Venezuela.

Los futuros sobre el petróleo de Estados Unidos se dejaron un 0,05% hasta 74,11 USD a las 12:51 horas (CET), mientras que el petróleo Brent descendió un 0,68% y se situó en 78,69 USD.

Por otra parte, Los mercados europeos se han visto sometidos a una gran presión, pues los sectores minero y de fabricación de automóviles, algunos de los sectores que más riesgo corren en una guerra comercial, se han situado a la cabeza de las pérdidas. Entre los índices nacionales, el índice DAX de Alemania se ha desplomado pues las preocupaciones acerca de la coalición de la canciller Angela Merkel han lastrado la confianza.

Anteriormente, los mercados chinos lideraron las pérdidas en Asia, con varios importantes mercados de la región cerrando considerablemente a la baja. El Shanghai Composite cayó un 2,5% adentrándose aún más en un mercado bajista, mientras que el yuan, recién salido del peor mes de su historia, siguió perdiendo terreno frente al dólar.