El crudo deja atrás las pérdidas en la sesión tras el dato de reservas en EE.UU.

Jun 13, 2018

Investing.com - La cotización del crudo WTI de Texas repunta más de 70 centavos y deja atrás los números rojos en la sesión tras la publicación de los datos de inventarios en Estados Unidos, con un descenso de las existencias de petróleo, gasolina y productos destilados por encima de las expectativas del mercado.

En concreto, según las cifras anunciadas hoy por la Agencia de Información para la Energía (EIA) del Gobierno estadounidense, las reservas de petróleo en el país del Tío Sam se contrajeron en 4,143 millones de barriles, hasta un total de 432,4 millones, durante la semana finalizada el pasado viernes, 8 de junio de 2018.

Este retroceso de las reservas contrasta notablemente con el avance en 833.000 barriles pronosticado en la tarde de ayer por el Instituto Americano del Petróleo (API), y supera las expectativas del mercado, que vaticinaban un recorte de 1,440 millones de barriles.

En el caso concreto de las existencias de petróleo en el centro de almacenamiento de Cushing, Oklahoma, punto de entrega de referencia para los contratos de futuros, estas registraron un retroceso semanal de 687.000 barriles.

Del mismo modo, los inventarios de gasolina experimentaron un descenso en 2,271 millones de barriles, frente al avance en 443.000 barriles previsto por los expertos, y el incremento en 4,603 millones de barriles publicado la semana precedente.

Asimismo, las reservas de productos destilados también se redujeron en 2,101 millones de barriles, progresión muy superior a los 200.000 barriles pronosticada por el mercado, y que contrasta con la subida en 2,165 millones de barriles cosechada la semana anterior.

De este modo, nada más conocer los datos, los futuros sobre el crudo ligero estadounidense experimentando una fuerte oleada de compras que espoleó su cotización, desde los 65,99, hasta los 66,72 dólares por barril, su mejor marca en la sesión.

Por su parte, los del barril Brent también respondieron al alza con decisión, con un salto desde los 75,93, hasta los 76,48 dólares por barril.