EE.UU.-China: Por qué es bueno sembrar, a pesar de no recoger

Ago 22, 2018

Aunque el mercado ya sabe de sobra que al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, le gusta ser el protagonista y mantener siempre la tensión, las bolsas han reaccionado al alza estos días ante un nuevo intento de China de limar asperezas con el país norteamericano, a pesar de que Trump haya vuelto a dejar claro una y otra vez que no espera grandes progresos. Los analistas tampoco esperan gran cosa de esta reunión, pero sí resaltan la importancia de sembrar, antes de recoger.

Aunque algunos analistas ya han advertido que las tensiones entre Estados Unidos y China podrían prolongarse en 2019, aquí explicamos por qué la reunión entre ambos países llega en buen momento:

1- Las conversaciones podrían sentar la base de futuras negociaciones

En un momento en el que cada país se prepara para imponer al otro este jueves nuevos aranceles, estos dos días de reunión suponen las primeras negociaciones formales entre Washington y Pekín desde el pasado junio. China está confiada en mantener conversaciones tranquilas y constantes para conseguir "un buen resultado sobre las bases de igualdad, paridad y confianza".

“Trump ya dijo que no esperaba nada, pero el ministro de Exteriores de China acaba de decir que tiene esperanzas de que las conversaciones den buenos resultados”, señala José Luis Cárpatos, CEO de Serenity Markets.

"Las bolsas siguen confiando en la posibilidad de que ambos gigantes económicos puedan alcanzar un acuerdo en los próximos meses que evite una guerra comercial total entre las dos primeras economías del mundo, a pesar de las continuas declaraciones del presidente Donald Trump para mantener las negociaciones en un ambiente de tensión máxima", comentan en IG.

2- Podría haber un acuerdo para estabilizar el yuan

Los expertos de Bankinter (MC:BKT) creen que “el desenlace será probablemente bueno. Tal vez China se comprometerá a importar más desde EE.UU. y ambos aceptarán un acuerdo no formal para estabilizar el yuan”.

Recordemos que el saldo positivo de la balanza comercial de China con Estados Unidos alcanzó en julio los 28.089 millones de dólares (24.226 millones de euros), cifra que representa una reducción del 2,8% del superávit chino en relación al dato del mes anterior, después de la entrada en vigor de los aranceles estadounidenses a los productos chinos.

"El presidente Trump no cree que se obtengan muchos resultados de la reunión de esta semana y probablemente tendrá razón pero el listón no está muy alto. Los inversores son optimistas y cualquier atisbo de buena noticia podría bastar para satisfacer a los alcistas. Si Estados Unidos y China simplemente acceden a conversar un poco más, bastará para dar esperanza al mercado en que los aranceles se estancarán a finales de mes. Si éste es el caso, todas las divisas principales deberían dispararse", afirma Kathy Lien, directora general de Estrategia FX en BK Asset Management.

3- El mercado empieza a acostumbrarse a gestionar momentos de tensión

“Los inversores han optado por obviar las declaraciones de Trump, que había restado importancia a las conversaciones con China”, comentan en Link Securities. Y así fue. Esta madrugada, el índice Nikkei ha cerrado con alzas del 0,6%, en paralelo al retroceso del yen en la sesión, mientras que los índices chinos cotizaban mixtos. Las bolsas europeas cerraron en positivo, impulsadas por los mercados periféricas y destacando el buen comportamiento del sector financiero. Hoy se impone el signo mixto. Wall Street también tuvo una sesión con alzas (S&P +0,2%; Nasdaq +0,4%), impulsada por los buenos resultados empresariales y con tecnología, industria y consumo discrecional como sectores más destacados.

A pesar de la relativa calma, la cautela se sigue imponiendo en los mercados. “Esta mañana conocíamos que Trump sigue decidido a implementar los aranceles del 25% sobre los automóviles procedentes de la Unión Europea y mañana entran en vigor los aranceles del 25% sobre los 16.000 millones de dólares después de los 34.000 millones implementados en julio”, advierten en Renta 4 (MC:RTA4).